top of page
  • Loma Imagen

Como agua para chocolate: El escenario

La célebre novela llega al ballet, coproducida por el Royal Ballet y el American Ballet Theatre
"Giró la cabeza y sus ojos se encontraron con los de Pedro. En ese momento comprendió perfectamente lo que debe sentir la masa de un buñuelo al entrar en contacto con el aceite hirviendo".

Como agua para chocolate, Laura Esquivel


Treinta y tres años han pasado de su primera edición, entre múltiples traducciones, reediciones e incluso una exitosa adaptación al cine. Como agua como para chocolate (1989), la elogiada novela de Laura Esquivel, convertida en una de las obras mexicanas más leídas de los recientes 50 años, parece estar más viva: su fuerza evocativa, su capacidad de reinventarse y atraer nuevos públicos es evidente y va más allá de los fieles al mundo del realismo mágico y las letras.


La historia de amor entre Tita y Pedro, que tiene lugar durante la Revolución Mexicana, es el eje de esta obra. La pareja está imposibilitada para casarse, pues ella, como hija menor y por tradición familiar, debe cuidar de su madre hasta su muerte. El transcurso de esta historia se desarrolla en gran parte en la cocina, ya que Tita infunde sus emociones y los sucesos más importantes de su vida en los platillos que cocina.


En pleno Jubileo de Platino de la Reina Isabel II de Inglaterra, la historia de Tita y Pedro llegó a los escenarios de Londres a través de una adaptación para ballet. Esta puesta en escena es una coproducción entre el Royal Ballet y el American Ballet Theatre, dos de las más prestigiadas compañías de ballet del mundo. El estreno mundial fue profusamente aplaudido por el público londinense que asistió al Royal Opera House. La adaptación de la novela contó con la participación de Esquivel, quien estuvo al tanto del proceso creativo de la obra.


En 2019, Christopher Wheeldon, coreógrafo y director británico, inició la búsqueda de ideas para un nuevo ballet; la historia de Como agua como para chocolate centró su atención y se puso en marcha; entendió que, más que coreografiar la magia culinaria de la historia, el reto era traducir su esencia en una danza abstracta y poética. “Creo que ésa fue una de las cosas que más me atrajo: la posibilidad de que exista una historia en un terreno mágico y también en un terreno muy humano”, ha mencionado el coreógrafo inglés.


Wheeldon colaboró con el equipo creativo del Royal Ballet y la producción cuenta con los vestuarios y escenografía de Bob Crowley; también colaboraron Alondra de la Parra, bajo cuya batuta tocó la orquesta de la ópera londinense, y el guitarrista mexicano Tomás Barreiro.

Laura Esquivel y Christopher Wheeldon se han manifestado felices por el resultado de Like Water for Chocolate.


Con esta historia que mezcla elementos tan significativos y nuestros, como el periodo histórico de la Revolución Mexicana, los olores y sabores, la magia e imaginación, así como la familia, el arte y la creación de nuestro país vibran en Londres y Laura Esquivel capitanea este apetitoso festín.


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page