• Loma Imagen

BIE reconoce al Pabellón de México

Por primera vez, el espacio mexicano fue distinguido por el Bureau International des Expositions en la categoría de Diseño de exhibición

El Bureau International des Expositions (BIE) es la organización intergubernamental a cargo de supervisar y regular las exposiciones mundiales. Al día de hoy, 170 países de todos los rincones del mundo son miembros del BIE.


La historia de la creación del Bureau International des Expositions se remonta a finales de la década de los 20, inició sus actividades oficialmente en 1931. Este organismo nace ante la proliferación de múltiples exposiciones que estaban suscitando alrededor de 1928; si bien dichos eventos eran muestras de talla internacional, cada país organizador establecía las reglas de su feria por sí solo, sin discutirlas con otros países. Debido a lo anterior, el BIE nace con la misión fundamental de garantizar y asegurar la calidad de los encuentros mundiales, así como para proteger los derechos de sus organizadores y de sus participantes.


Más allá de ser escaparates de la innovación industrial, las exposiciones han expandido sus horizontes al devenir de eventos globales para la discusión de temas que aquejan a la humanidad entera. Retos como la desigualdad social, económica y una nueva conciencia ambiental, son temas que el BIE ha puesto sobre la mesa para que sean discutidos.


Al día de hoy las exposiciones universales cuentan con una historia de más de 150 años desde la primera, que tuvo lugar en Londres hacia 1851. Si bien estas exposiciones han ido evolucionando tanto en forma como en fondo gracias la intervención del BIE, siguen siendo eventos globales que reúnen a los países no sólo para el debate de los retos mundiales, sino que también continúan funcionando como espacios para que cada país exhiba su diversidad cultural, así como su destreza arquitectónica y tecnológica.


Uno de los grandes distintivos de las exposiciones universales es la creación y construcción de pabellones por cada país participante. Presentarse en un encuentro mundial permite a los países crear un planisferio fugaz en miniatura, un microcosmos de progreso y diálogo global. Por ello, dicho evento es un escenario único e internacional para colaborar en la diplomacia cultural e interactuar con el país anfitrión, así como con otros participantes, turistas potenciales y socios comerciales. A través de los pabellones, cada país se proyecta hacia audiencias grandes, cautivas y diversas, creando una aldea global que ofrece una experiencia sin precedentes tanto para visitantes como para participantes.


Por lo anterior, para los países es fundamental formar parte de las exposiciones universales ya que éstas son una plataforma para la diplomacia pública y la marca de cada nación, generando que sea no sólo un catalizador para el cambio, sino una ventana de y para el mundo.


Premiar la participación de los países en las exposiciones universales ha sido una larga tradición en la historia de estos eventos de talla mundial; de hecho, las premiaciones se han dado desde la primera exposición en Londres, en 1851. Sin embargo, desde el siglo XX estos premios son organizados y entregados por el BIE, a través de un jurado internacional compuesto por nueve expertos en una variedad de campos relevantes.


Para la Expo 2020 Dubái, organizada bajo el lema “Conectando mentes, creando el futuro”, el jurado visitó cada pabellón durante el transcurso de dos sesiones. A través de una detallada evaluación, dicho jurado premió, mediante la entrega de reconocimientos, a todos aquellos países que hicieron contribuciones importantes al éxito de dicho evento de importancia mundial.


De los más de 190 países participantes, el jurado entregó 51 reconocimientos a las naciones ganadoras. Divididos en cinco categorías diferentes, según el tamaño y el tipo de pabellón, los premios oficiales a los participantes reconocen tres aspectos de los escenarios de exhibición: arquitectura y paisaje, diseño de exposiciones e interpretación de temas.


A través de una ceremonia, que se llevó a cabo el 30 de marzo de 2022 en el Jubile Stage en Expo 2020 Dubái, se anunció a los países ganadores y acreedores de las Medallas BIE.


Por primera vez, el Pabellón de México fue reconocido con Oro por el Bureau International des Expositions en la categoría “Diseño de exhibición”, por “lograr plasmar y proyectar la cultura mexicana en una exposición universal”. Recibir este premio por parte del BIE, no sólo significa un clausura digna para el Pabellón de México, el cual llevó a cabo un rico programa cultural, artístico y de negocios a lo largo de 182 días; periodo en el que la Expo 2020 Dubái abrió sus puertas a más de 22 millones de visitantes de todo el mundo. Recibir este reconocimiento también manifiesta que el Pabellón de México supo proyectar la riqueza cultural y artística del país, al combinar el trabajo de manos artesanas, bajo la dirección de la artista Bestabée Romero, con el trabajo fotográfico de Pepe Soho, quien a través de una experiencia inmersiva llevó a los visitantes a conocer los santuarios más emblemáticos de México.


La capacidad de plasmar y combinar tradiciones ancestrales con nuevas tecnologías en el cosmos del pabellón mexicano, va en concordancia con los valores de las exposiciones universales y del BIE, ya que en un mundo globalizado y de constantes cambios, es fundamental para las naciones reconocer y reconocerse en sus raíces ancestrales, pero al mismo tiempo tener un pie en el futuro. Ambos aspectos, se pudieron conjuntar en armonía en el diseño interior del pabellón mexicano.


Asimismo, el desarrollo del Pabellón de México fomenta el trabajo colaborativo al reunir piezas únicas de artesanas y artesanos de los 32 estados de la república mexicana, así como de artistas visuales, diseñadores y arquitectos mexicanos. Lo anterior resulta fundamental para la misión de las exposiciones, ya que estamos en un momento histórico en el que es menester para las naciones trabajar de forma colaborativa para poner al planeta en el camino correcto.


Sin duda, recibir este reconocimiento por parte del Bureau International des Expositions, reafirma la misión con la que se creó el Pabellón de México: “proyectar a México como un país diverso, generoso, creativo, innovador y abierto al mundo”.


12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo