• Loma Imagen

Alberto Montt hace oda al cine con cartel del FICG

Además de hacer el cartel oficial del FICG, Alberto Montt tendrá una exposición en el festival

“Me parece que es muy evidente en el cine; el espectador tiene que resolverlo cuando lo ve, pero el director soluciona al momento de elegir fórmulas para contar películas y claro va más allá del bien y el mal, de lo bien o mal hecho, de saber contar o no contar. Es como esa idea en la que nos movemos todos los humanos del entendimiento desde una perspectiva binaria”, agregó.


Además de hacer el cartel para el FICG, el diseñador estará en el festival exponiendo su material y también tiene planeado hacer otra muestra con un colega, pero no dio más detalles al respecto. De lo que sí habló, fue de ese amor, odio, que siente por México al grado que trabaja en un libro que le permita mostrar sus ideas.


“El pop latinoaméricano para mí es México. Yo crecí viendo ‘Siempre en domingo’, ‘La carabina de Ambrosio’ y ‘Los Polivoces’. Esa fue mi televisión de la infancia y parte de mi amor viene de ahí. Entonces mi relación con México es muy potente, de hecho cuando fui por primera vez no sentí que estaba llegando, sino que estaba volviendo”, finalizó.


Este año el FICG se realizará del 10 al 18 de junio en la Cineteca Guadalajara.


Ecuatoriano de nacimiento y chileno por profesión, el diseñador Alberto Montt tiene cierta fascinación por México y el cine, las cuales unió en el cartel de la edición número 37 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara.


“La ilustración tiene una relación súper directa con el cine desde el punto de vista en el que ambas disciplinas muestran la visión del autor plasmada con su propia fórmula, sólo que en la novela el autor gráfico tiene a su disposición todas las herramientas versus el director que tiene que tratar de hacer lo mismo con miles de personas al mismo tiempo. Entonces, para mí eso es mágico, porque es lograr organizar a suficientes personas para poder llegar a tener una película”, afirmó Montt en una charla vía zoom con los medios de comunicación.


El cartel es protagonizado por un diablo que sostiene una claqueta y un aro de luz para las selfies; su cabeza está abierta y sobresalen las cámaras, los rollos y hasta las palomitas, mientras su ojo alumbra al horizonte. Pero este peculiar personaje también tiene unas alas y una aureola, que según explicó, es el reflejo de la dicotomía a la que todos los días se enfrenta el ser humano.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo